Las redes sociales han irrumpido con fuerza hasta tal punto que actualmente forman parte de nuestras vidas. La mayor parte de las personas que conocemos están conectadas a través de alguna de las populares redes sociales: Twitter, WhatsApp, Facebook, YouTube, Pinterest, Flickr, … Y al menos una vez al día, como mínimo, consultan en su móvil, tableta o dispositivo electrónico sus redes sociales.

A través de las redes sociales las personas se comunican entre ellas, intercambian información y comunican datos sobre ellos mismos: gustos, intereses, aficiones, opiniones, estados de ánimo, etc. Todo ello constituye una valiosa información.

Se puede predecir la acogida o el rechazo de un producto a través del “ruido” que sobre el mismo se produce en las redes. Por ejemplo, cuando una productora lanza una nueva película al mercado, en ocasiones es posible predecir su éxito o fracaso según las opiniones vertidas en las redes sociales durante los primeros días de estreno, e incluso antes de su estreno.

Lo mismo sucede cuando se lanzan ofertas o promociones, es posible conocer si las promociones serán bien acogidas o por el contrario no tienen ninguna incidencia en el público objetivo.

Por ello es interesante para las empresas crear una red social en la que los suscriptores, en principio, ya son personas interesadas en los productos que comercializa. Podrá segmentarlos y orientar las campañas de marketing en función de sus intereses. Y podrá conocer las opiniones que suscitan las acciones de la compañía: las nuevas líneas de producto, las campañas promocionales, los descuentos, la política de precios, …

Ahora bien, la interpretación de los datos extraídos de las redes sociales y la predicción de comportamientos de los usuarios de la comunidad social de modo que podamos anticiparnos a sus necesidades, no siempre es fácil. Pero no cabe duda que esta información resulta de gran interés.

Existen en el mercado software específico cuyo objetivo es analizar los datos provenientes de las redes sociales, son las denominadas APIs predictivas.

graphic 2